La segunda oportunidad para la persona física insolvente

La segunda oportunidad para la persona física insolvente

con No hay comentarios

Palabra "Imposible" escrita en una pizarra dentro de un corazónLa Ley 25/2015, de 28 de julio (de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social), popularmente conocida como Ley de Segunda Oportunidad, consolida el régimen de segunda oportunidad para persona física, introducido por primera vez, mediante el  Real Decreto 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social.

Tal y como en el propio Preámbulo de la referida Ley se proclama, su objetivo, no es otro que; permitir que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal,tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deudas que nunca podrá satisfacer”.

Por lo tanto, por fin, esta Ley, establece de forma consolidada, un instrumento para que muchos particulares y autónomos no teman al fracaso y al miedo de tener una deuda latente de por vida.

Esta Ley modifica parte del articulo 178.bis) de la Ley Concursal, introducido por primera vez, a través del Real Decreto 1/2015. Precepto de suma importancia, ya que regula el procedimiento y los efectos de la segunda oportunidad.

Con el sistema anterior, en los casos de conclusión del concurso de persona física por liquidación o insuficiencia de masa activa, el deudor persona natural quedaba responsable del pago de los créditos restantes, todo ello, conforme al artículo 1911 del Código Civil, que consagra el principio de responsabilidad patrimonial universal.

Con la segunda oportunidad, el deudor persona física, podrá negociar la deuda adquirida con sus acreedores mediante un procedimiento extrajudicial de pagos, ayudado por la figura del Mediador Concursal. En caso de que dicho acuerdo extrajudicial no sea aprobado, se iniciará un procedimiento concursal “consecutivo” en el que se procederá a la liquidación de los bienes del deudor, tras la cual este podrá beneficiarse de la exoneración o condonación de las deudas no satisfechas.

¿Cuál es el primer paso para acogerme a ella?

¿Qué requisitos debo cumplir?

¿Quedan exoneradas todas mis deudas?

¿Las deudas desaparecen para siempre?

Son muchos los particulares que han confiado en OC Abogados & Asesores para la defensa de sus intereses y la puesta en marcha de su “segunda oportunidad”. Si eres un particular persona física, empresario o autónomo atrapado por las deudas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros; hacer borrón y cuenta nueva ya es una realidad.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar